La guerra en el Congo hace peligrar la vida de los gorilas

La guerra en el Congo hace peligrar la vida de los gorilas
-----

El estallido del conflicto bélico en la República Democrática del Congo,
debido al alzamiento de las tropas del general rebelde Laurent Nkunda contra
el Gobierno de Joseph Kabila llevó el conflicto hasta el corazón del Parque
Nacional Virunga

Este es el gran refugio mundial de los gorilas de montaña ('Gorilla beringei
beringei'), donde vive la tercera parte de los 700 ejemplares que quedan de
la especie en el mundo.

Según Samantha Newport, portavoz oficial de los responsables del Parque
Nacional Virunga, la zona sufre problemas desde 2007. En la página oficial
del parque, donde los responsables están contando en directo lo que está
ocurriendo día a día, permite hacerse una idea de la difícil situación.

Muchos guardas han pagado con su vida en los últimos años sus intentos por
evitar que nada le pasara a la especie amenazada.

El conflicto ha llegado al extremo en el último mes. Hay un 40% del parque
bajo el control de los rebeldes, y eso incluye los 250 kilómetros cuadrados
en los que habitan los gorilas de montaña.

El día 8 de octubre los combates llegaron hasta el corazón de la reserva
natural. El puesto de control de Rumangabo fue atacado y tomado por tropas
rebeldes. Los guardas tuvieron que huir de su lugar de trabajo, corriendo
peligro tanto a manos de las tropas insurgentes como de los hombres del
Gobierno.

"Hay que tener en cuenta que los guardas visten uniforme verde y van armados
y esa no es mejor manera de permanecer en una zona en conflicto". La mayoría
de ellos se las apañó para huir, aunque algunos no pudieron evitar ser
capturados.

Dos de ellos, retenidos y golpeados por soldados del Gobierno, lograron ser
puestos en libertad después de 24 horas. Otros han visto como sus casas y
sus pertenencias en el entorno del parque han sido destruidas y sus familias
amenazadas y forzadas al éxodo bajo el riesgo de perder la vida.

A pesar de estar alejados de su lugar de trabajo, los guardaparques no han
dejado de trabajar, y siguen advirtiendo al mundo del peligro que corre la
especie por medio de sus blogs, que se pueden consultar en la web oficial
del parque.

Al mismo tiempo, se ha iniciado una campaña para conseguir fondos.Lo
fundamental es conseguir recursos económicos para atender las necesidades
más inmediatas de los guardas y sus familias acogidos en campos de
refugiados.

Asociaciones internacionales de conservación y ciudadanos particulares ya
han contribuido a través de la web para hacer llegar 40.000 dólares como
ayuda inmediata. Es la mitad de lo que consideran necesario para salir
adelante mientras para el conflicto.

Colaboradora: Elizabeth Genezca
Fuente adnmundo.com

Publicar un comentario